28 noviembre 2008

Arte extremo: Damien Hirst



Acaba de reconocer a su psiquiatra entre el público.
Miembro más destacado del grupo "Young British Artists", de infancia difícil y conocido también por sus múltiples escándalos, tiene la muerte como el tema principal de su obra, siendo la serie "Natural History", en la que animales muertos son preservados en formol, la que le ha dado más fama.



"The physical Impossibillity of Death in the mind of someone living"

Un tiburón tigre de 4,3 metros de longitud, cazado en Australia por un pescador contratado exclusivamente para esa tarea, a quien Hirst había dicho que quería algo "big enough to eat you"...y que tuvo que ser reemplazado por otro especimen similar en 2006 debido al deterioro que había sufrido.

Sin embargo, creo que la obra que más me fascina de él es esta escultura, "Virgin Mother":



Pero en 2006 fue cuando surgió la que quizás haya sido la mayor polémica, no sólo por la obra en sí, sino también por la forma de entender el mercado del arte; al parecer, la madre de Hirst le dijo: "For the love of God, what are you going to do next?", su respuesta fue esta:



"For the love of God", un cráneo humano cubierto de platino y 8.601 diamantes, que costó realizar entre 16 y 20 millones de dólares y que fue vendido por 99 millones de dólares a un grupo anónimo; la polémica surgió cuando algunas voces dijeron que el propio Hirst y algunos de sus socios estaban en ese grupo para hacer subir considerablemente el precio de sus otras piezas (a pesar de que se le calcula una fortuna de más de mil millones de dólares).


El beso de los cien millones de dólares

4 comentarios:

Caronte dijo...

Los comentarios han quedado en el otro blog, blogger no me dejaba pasarlos (se pondría celoso, supongo :P)

Anónimo dijo...

Excelente artículo, estoy de acuerdo en que Hirst es un artista mediático, lo triste es que tenga tanto éxito, como curadora ha sido realmente dificil entender los fenómenos mercadológicos del arte contemporáneo, veo con asombro como artistas como Hirst, Maquiamelo, Jeff Koons o los Hermanos Chapman logran estar en el top de ventas y en las portadas de las principales publicaciones mundiales de arte.
definitivamente el arte de oficio, el de apreciar a muerto, lo han matado los Hirsts, los maquiamelos y todos estos pseudocontemporaneos

Rubén Oliva dijo...

el montaje de detrás no es de Banksy? en la primera foto...

Coincido con que la sociedad del espectáculo ha fagocitado al arte apreciativo. Por otro lado, abre muchísimas puertas a otras formas de arte más afines al mundo de chiste en el que vivimos... al fin y a cabo se trata de eso, no?

Caronte dijo...

Sí, Rubén, el montaje de atrás es de Banksy, gran apreciación. El problema de hoy en el arte, uno de ellos, es que se han convertido en comerciales, intentando vender cualquier bazofia con explicaciones tipo "quiero reflejar las contradiccciones del ser humano actual y bla bla bla..."

Saludos.