24 enero 2011

La compulsión del artista

Tamino: Oh, noche sin fin! cuándo pasarás? Cuándo la luz encontrará mis ojos?

Coro: Pronto...pronto, joven...o nunca.


La hora del lobo (Ingmar Bergman). 1968.

"Sólo pienso en la total importancia del Arte en el mundo en el que vivimos."

1 comentario:

senses and nonsenses dijo...

Bergman es un gran artista, y un pensador, un intelectual, no sólo en el cine, sino en el pensamiento europeo del s.XX
aún no he visto La hora del lobo, la tengo pendiente a partir de hoy.

un abrazo.