14 julio 2006

Cronopaisaje


"Vio a la multitud, y pensó en las olas que se movían a través de ella, rompiéndose en una blanca espuma que la tragaba completamente. Las pequeñas figuras captaban débilmente los bordes de las olas como paradojas, enigmas, y oían el tictaquear del tiempo sin saber lo que sentían, y se aferraban a sus ilusiones lineales de pasado y futuro, de progresión, desde la apertura de sus nacimientos hasta la inevitabilidad de sus muertes. Las palabras se aferraron a su garganta. Siguió adelante. Y pensó en Markham y en su madre y en toda aquella incontable gente, sin soltar nunca sus esperanzas, y en su extraño sentido humano, su última ilusión, de que no importaba el cómo los días avanzaran a través de ellos: siempre quedaba el pulsar de la cosas por venir, la sensación de que incluso ahora aún quedaba tiempo."

Gregory Benford

3 comentarios:

eduardo dijo...

muy buen texto, no conozco al autor es contemporáneo? la imagen es genial, muy daliniana.

un saludo.

Caronte dijo...

sí, es contemporáneo (nació en 1941), es profesor de física en la Universidad de Irvine (California)y miembro del consejo científico de consultores de la NASA, supongo que eso explica que su obra sea de su ciencia-ficción, o viceversa. El autor del cuadro es ruso, también contemporáneo, pero no recuerdo su nombre. Saludos

Roxana dijo...

es un fragmento delicioso... al leerlo imaginé una diapositiva (no pude ver la imagen desgraciadamente)

es como estar estático y presentir lo que fue y lo que aún está pasamdo ... y presentir también que no será lo último que veas.

Algo así...

Saludos.