11 septiembre 2006

Un 11 de Septiembre...

...de 1973 Augusto Pinochet, con el apoyo económico y logístico de la CIA y el apoyo moral de la Iglesia chilena, da un golpe de Estado que termina con el gobierno legal y democrático(¿a qué me recuerda eso? En las esquinas grupos de silencio/ a las cinco de la tarde) de Salvador Allende, terminando con el sueño (perdón, se puede acabar con el soñador pero no con el sueño) de una generación de intelectuales (Pablo Neruda era en principio el candidato a la Presidencia del Frebte Popular) y trabajadores, tras el que comenzó el tiempo de las torturas, las vejaciones, las desapariciones...y cuyo responsable principal aún no ha pagado por lo que hizo; como escribió Don Mario Benedetti

tuvieron que convertirse en pesadilla,
para vencer al hombre de la paz

(...)
para matar al hombre que era un pueblo
tuvieron que quedarse sin el pueblo


Sé que hoy sólo se recordará el día en el que los "amos de la libertad y la democracia" fueron atacados por unos malvados infieles, pero de nuevo quiero brindar con versos por la libertad y por los que jamás se rindieron a la tiranía.
LA HISTORIA ES NUESTRA Y LA HACEN LOS PUEBLOS.



Powered by Castpost

Último discurso de Salvador Allende, a las 9.03 de la mañana del 11 de Septiembre.

"¡Viva Chile! ¡Viva el pueblo! ¡Vivan los trabajadores! Estas son mis últimas palabras y tengo la certeza de que mi sacrificio no será en vano, tengo la certeza de que, por lo menos, será una lección moral que castigará la felonía, la cobardía y la traición."

3 comentarios:

Senses & Nonsenses dijo...

Yo he sido uno de esos que, hipnotizado por las imágenes que vio, hoy sigue acordándose dell 11S neoyorkino; pero sinceramente me ha conmovido tu memorial al 11S chileno. Tu post es muy necesario para no olvidar.
Un abrazo muy tierno para un día que nos hace sentirnos muy pequeños

el juntacadáveres dijo...

pues que decir... sólo que confiemos en el poder de la memoria para no perder ese sueño... y para que no nos gane la memoria del poder...

La navaja en el ojo dijo...

El otro día traté de dejar un mensaje aquí, pero algo ocurrió. Te decía que me había gustado especialmente el fragmento de la película 11 de septiembre de Ken Loach porque se contaba que estas dos efemérides habían coincidido, cosa que yo no sabía y que me pareció que estaba muy bien que se recordara, sobre todo porque fuerono los estadounidenses (víctimas en 2001) los que provocaron lo de 1973.